envío gratis a partir de 50€

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
icon

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Disruptores endocrinos en la cosmética convencional

16 Abr, 2022
Disruptores Endocrinos

Cada vez son más los científicos que se suman a la batalla contra los disruptores endocrinos. Entre ellos se encuentra el Doctor Nicolás Olea, catedrático en la Universidad de Granada y célebre científico a nivel mundial.

Y es que según este hombres de ciencia, que dedica su tiempo y energía en investigar, explorar y analizar la vida y todo lo que la forma, estos disruptores promueven el desarrollo de enfermedades como el cáncer de mama u ovario, o los tumores de próstata y testículos, entre otros.

Son, por lo tanto, un elemento a tomar en gran consideración pues, en los últimos años, han empezado a estar cada vez más presentes en nuestro día a día a través de los alimentos (en los pesticidas, envases, plásticos), los productos de higiene del hogar, la cosmética convencional…

Hoy queremos hablarte sobre estos elementos, cómo afectan a nuestro cuerpo y la solución en el ámbito del cuidado personal.

Disruptores Endocrinos

 

¿Qué son los disruptores endocrinos?

 

Los disruptores endocrinos son sustancias químicas externas al organismo que una vez dentro, modifican las señales de las hormonas. Estos elementos contaminantes “hackean” o interfieren, por lo tanto, en los mensajes hormonales. Unas veces los potencian, otras veces los interrumpen, modulando y modificando así el rol tan importante de las hormonas.

Las hormonas son unas moléculas químicas muy bien diseñadas por la naturaleza que cumplen funciones muy específicas y vitales en nuestro organismo: se encargan de crear redes de comunicación entre los diferentes órganos el cuerpo.

Por ejemplo, el ovario se comunica con la mama a través del estrógeno, el testículo con el músculo través de la testosterona, el tiroides con el cerebro a través de la hormona tiroidea…

 

¿Cómo afectan los disruptores endocrinos a nuestra salud?

 

Los disruptores endocrinos entran en nuestro organismo a través de diferentes vías: el aire, los alimentos, la piel y las mucosas.

Además, su efecto es acumulativo, desafortunadamente irreversible y puede, incluso, transmitirse de generación en generación. 

Según el doctor Nicolás Olea, cuando una mujer da a luz, está desintoxicando su cuerpo de una parte de esa suciedad medioambiental transmitiéndosela directamente al niño.

Es, por lo tanto, crucial tomar las riendas de nuestra salud y empezar a escoger con más consciencia todo aquello que consumimos, comemos y/o nos ponemos.

 

La importancia de utilizar maquillaje ecológico y natural.

Efectos Disruptores Endocrinos

Los Disruptores Endocrinos

Qué son los Disruptores Endocrinos

Existen algunos componentes químicos de la cosmética convencional que han demostrado producir reacciones adversas terribles en el cuerpo: algunos de los más conocidos son, por ejemplo, los parabenos o ftalatos.

Los parabenos y benzofenonas (otro tipo de disruptor) pueden, incluso, provocar la proliferación de células tumorales. A los bisfenoles se les asocia con casos de infertilidad grave. Los ftalatos pueden provocar reacciones muy negativas en el sistema enzimático, provocando desequilibrios hormonales…

Y estos sólo son algunos de los muchos disruptores que existen.

¿Cuál es entonces la solución?

Optar por cosmética y maquillaje natural, y preferiblemente ecológico

Es importante mirar la lista completa de ingredientes INCI para asegurarnos de que todos los componentes provienen de una fuente segura y limpia.

También puede ser interesante buscar las certificaciones en los envases: esto nos aporta una cierta seguridad y credibilidad. 

Es importante que el propio envase y los envoltorios minimicen el uso del plástico. 

Desde Aina de Mô, promovemos un tipo de consumo consciente y ofrecemos un producto limpio, puro y seguro, que respete la naturaleza de cada piel y no interfiera en la homeostasis natural del cuerpo.

 

Mae Knapnougel